Inhóspita para el hombre, ideal para el pescado

Noruega es el mejor entorno para la pesca

Su naturaleza salvaje, sus aguas frías y cristalinas y su tiempo desapacible hacen de Noruega un lugar inhóspito para el ser humano. Unas condiciones que, sin embargo, son perfectas para que los peces crezcan lentamente y adquieran un sabor irrepetible.