Una industria para las generaciones futuras

Una industria para las generaciones futuras

Además de ser uno de los mayores productores de pescados y mariscos, Noruega es también uno de los líderes en  investigación marina, regulación pesquera y  protección medioambiental de la pesca marina y costera. Esto ha creado una estructura perfecta para asegurar una industria del mar sostenible para las generaciones futuras.

La acuicultura, como la agricultura, se desarrolla durante ciclos relativamente largos. Esta es la razón por la que productores pesqueros noruegos y científicos marinos están haciendo todo lo posible para garantizar que los pescados se críen de manera sostenible. Además, se están realizando  inversiones innovadoras en áreas tecnológicas seleccionadas, con el fin de actualizar una tradición pesquera con siglos de historia.

A medida que la tecnología pesquera ha ido mejorando en los últimos 50 años, los productores de mariscos se han vuelto más eficientes y han aumentado sus capacidades para capturar peces a profundidades inferiores. Una industria pesquera sostenible es capaz de mantener o aumentar la producción a largo plazo sin impactar negativamente en los ecosistemas. Las autoridades noruegas, instituciones de investigación, organizaciones ambientales y, por supuesto, la propia industria, están trabajando juntos para asegurar que la pesca y la acuicultura sean estables, sostenibles, y cumplan con la seguridad alimentaria, ética, medioambiental y los objetivos de desarrollo de la industria.

 

  • El logro de la sostenibilidad es un factor clave para la pesca y la acuicultura. Existe un marco de autorización para que todas las explotaciones pesqueras y la pesca de especies individuales sean controladas por cuotas de temporada. Además, los científicos y acuicultores están probando la posibilidad de criar otras especies como el bacalao y el fletán.
  • La Cooperación Internacional  también es vital para la industria pesquera de Noruega. Alrededor del 90% de las explotaciones pesqueras noruegas tienen población de peces que Noruega comparte con otras naciones. La cooperación se gestiona a través de foros como el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM) y la Comisión de Explotaciones pesqueras del Atlántico Nordeste (CPANE), así como a través de la cooperación directa con los países vecinos más importantes, como Rusia.  Actualmente, el bacalao del Mar de Barents de Noruega es considerado como una de las poblaciones de peces mejor administradas del mundo, y la pesca ilegal ha sido prácticamente erradicada.
  • La buena regulación depende de la buena investigación y experiencia del sector. En Noruega, el Instituto de Investigación Marina se encarga de controlar los recursos marinos, y las estimaciones de la población de peces se efectúan en cooperación con investigadores de varios países bajo los auspicios del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM).
  • Noruega usa dos métodos para calcular las cuotas de las distintas especies de peces. Uno de ellos es la gestión basada en los ecosistemas, que tiene en cuenta el medio ambiente marino en su conjunto y cómo las diferentes especies se influyen mutuamente. El otro principio es el criterio de precaución, una estimación conservadora que tiene en cuenta  factores de incertidumbre a la hora de calcular el tamaño de la población de peces.
  • Noruega tiene regulaciones estrictas en cuanto a los descartes de pescado. Esto es por dos razones. En primer lugar, es porque es una pérdida de recursos y en segundo lugar porque los descartes no se registran en las estadísticas de pesca, por lo que hace más difícil para los investigadores calcular el tamaño real de la población de peces.
  • La monitorización también es importante para asegurarse  de que las actividades de pesca se llevan a cabo en el momento adecuado, en las áreas adecuadas y con el equipo adecuado. En el mar, esto es responsabilidad del Servicio de Guardacostas de Noruega y esta actividad representa alrededor del 70 % de los recursos de los guardacostas. En tierra, el Ministerio Noruego de Pesca y Asuntos Costeros lleva a cabo inspecciones periódicas de los buques de pesca que llegan al puerto.
  • La industria pesquera y la acuicultura cooperan con organizaciones que apoyan la preservación del medio ambiente y la sostenibilidad. Un ejemplo es la cooperación entre el Consejo de Productos del Mar de Noruega (CPMN) y WWF Noruega, donde se intercambia información sobre las iniciativas de sostenibilidad llevadas a cabo por las explotaciones pesqueras noruegas.
  • Noruega es un productor eficiente de alimentos y es capaz de sostener a una población en rápido crecimiento. La FAO (Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU) ha destacado el papel crucial de la acuicultura  en la satisfacción de la demanda mundial de productos del mar. Noruega ha invertido en capacidades y tecnologías que hacen más eficiente la pesca y  la industria, por lo que la oferta durante todo el año es más fiable.
  • La seguridad alimentaria se ha convertido en un tema clave en la producción de alimentos a nivel mundial, impulsado por la creciente sensibilización de los consumidores y la preferencia por las opciones de alimentos saludables. En Noruega, el Comité Científico de Seguridad de los Alimentos lleva a cabo evaluaciones de riesgo regulares y la Autoridad Noruega de Seguridad Alimentaria establece medidas que deben tomarse y elabora  reglamentos.