Bacalao Noruego tradicional con tomates secos y espinacas

Bacalao Noruego tradicional con tomates secos y espinacas

Todo el colorido de la huerta para vestir de gala la blancura del bacalao Noruego.

Dificultad Fácil
Dar valoración 1 5 4,5

Ingredientes

Número de servicios

Elaboración

  • Desalar el bacalao.

  • Cortar en trozos medianos.

  • Lavar y quitar el tallo a las espinacas.

  • Hidratar los tomates en agua caliente una ó dos horas.

  • Partir la cebolleta en pluma y los tomates secos por la mitad.

  • En una sartén con 4 cucharadas de aceite sofreír la cebolla, cuando esté rendida agregar los tomates, hacer 2 minutos más y reservar.

  • En cazuela baja ó sartén con 4-6 cucharadas de aceite caliente (no demasiado), disponer las tajadas de bacalao con la piel hacia arriba, dejar cocer en el aceite durante unos minutos, moviendo la cazuela en vaivén.

  • Cuando el bacalao blanquea y se marcan bien las lascas retirar y acabar de ligar el aceite en vaivén como si fuera un pil-pil.

  • Lavar y escurrir bien los garbanzos cocidos, secar sobre papel de cocina o paño.

  • Freír en abundante aceite hasta dorar, dejar escurrir, salar.

  • Saltear las espinacas con 3 cucharadas de aceite durante 1-2 minutos, hasta que cambien de color. Salpimentar.

  • Servir el bacalao sobre la cebolla y el tomate, cubrir ligeramente con la salsa, acompañar con las espinacas y garbanzos fritos.