Trucha del Fiordo de Noruega con crema de huevo

Trucha del Fiordo de Noruega con crema de huevo

Una sorprendente trampantojo que imita el aspecto de una bandeja de ibéricos.

Dificultad Dificil
Dar valoración 1 5 5

Ingredientes

Número de servicios

Egg cream

Para la gelatina

Para el pan crujiente

Elaboración

  • Cortar la Trucha del Fiordo de Noruega en dos filetes a lo largo.

  • Mezclar sal, pimienta y perifollo picado.

  • Rebozar el pescado en el adobo hasta que esté bien cubierto.

  • Enrollar la Trucha del Fiordo en film y congelar durante 3-4 horas.

  • Cortar en rodajas muy finas y disponer en una bandeja.

Para la crema de huevo

  • Calentar en un cazo 3 dl. de aceite de oliva.

  • Incorporar las 4 yemas de huevo enteras y cocinarlas a unos 70 grados durante 15-20 minutos, hasta que empiecen a solidificar.

  • Retirar las yemas y batirlas con dos cucharadas de mantequilla hasta obtener una crema suave.

  • Echar sal y pimienta cayena al gusto.

Para la gelatina de limón

  • Mezclar el zumo de 2 limones, su ralladura y 2 cucharadas de azúcar. Añadir agua hasta conseguir 400 g de mezcla.

  • Espolvorear el agar-agar y hervir durante 30 segundos sin parar de remover.

  • Verter en un recipiente y dejar enfriar. Pasar por un colador.

Para el crujiente de pan

  • Cortamos el pan de centeno en rebanadas muy finas y, después, en trozos pequeños.

  • Espolvoreamos sal y aceite de oliva. Introducimos en el horno precalentado a 180 grados durante 8-10 minutos, hasta que esté crujiente.

Serviremos la Trucha del Fiordo de Noruega acompañada con unas lágrimas de crema de huevo, con la gelatina de críticos y el pan crujiente.
Consejo:
Si nos ayudamos de una manga pastelera podremos servir mejor la crema de huevo y la gelatina de cítricos, para lograr un emplatado más exclusivo.