Rollitos de Salmón Noruego ahumado y calabacín con mantequilla de salmón

Rollitos de Salmón Noruego ahumado y calabacín con mantequilla de salmón

Una combinación de sabores y texturas tan elegante que parece imposible que sea tan sencilla.

Dificultad Media
Dar valoración 1 5 4

Ingredientes

Número de servicios

Batter

Elaboración

Para los rollitos:

  • Cortar las puntas a los espárragos.

  • Cocer en agua con sal hasta que estén tiernos pero enteros.

  • Pasar por agua fría, reservar.

  • Lavar y cortar el calabacín en tiras  finas con ayuda de una mandolina o con cuchillo, hacer al vapor o cocer en agua con sal unos minutos.

  • Pasar por agua fría. Cortar las tiras de calabacín por la mitad, cortar el salmón a su medida.

  • Colocar una lámina de salmón, sobre ella el calabacín, en el centro una punta de espárrago.

  • Enrollar con cuidado. Proceder así con el resto de los rollitos.

Para la mantequilla:

  • La mantequilla tiene que estar blanda. Disponerla en un bol y mezclar con el cebollino y el salmón picados, salpimentar.

  • Colocar la mezcla encima de plástico de cocina o papel parafinado.

  • Envolver formando un rulo, presionando ligeramente para dar forma lisa al cilindro.

  • Dejar enfriar en la nevera.

Presentación:

  • Presentar los rollitos en una fuente, espolvorear a su lado cebollino picado, acompañar con la mantequilla de salmón y unas tostadas.

  • Servir como aperitivo.

  • Se puede hacer con el calabacín y los espárragos a la plancha.

  • Una vez formados los rollitos, calentar unos minutos en el horno antes de servir.

  • Acompañar con unas patatas asadas o cocidas partidas por la mitad con un trozo de mantequilla de salmón colocado encima.