Trucha Árctica

Trucha Ártica

Cuando terminó la última glaciación, la trucha ártica fue de los primeros peces de agua dulce en adaptarse a las condiciones duras y difíciles que siguieron. Hoy en día es una especie exclusivamente cultivada en Noruega y está bien adaptada para crecer en hábitats densamente más pequeños.

Área

La trucha ártica es una especie exclusivamente cultivada en Noruega.

Talla máxima

La talla de comercialización de la trucha ártica es entre 300g y 2 kg y entre 25 cm a 40 cm de longitud.

Otros nombres:

Latín: Salvelinus alpinus

Inglés: Arctic char

Francés: Omble chevalier

Alemán: Saibling

Valor nutricional en 100 g de la trucha ártica en crudo (parte comestible)

Energia: 536 kJ o 128 kcal

Nutrientes:

Proteína: 16,1 g

Grasa: 7,1 g

Ácidos grasos saturados: 1,2 g

Ácidos grasos trans: 0 g

Ácidos grasos monoinsaturados: 3,2 g

Ácidos grasos poliinsaturados: 1,2 g

Colesterol: 61 mg

 Hidratos de carbono en total: 0 g

Vitaminas:

Vitamina A: 30 RAE

Vitamina D: 6,9 µg

Riboflavina: 0,02 mg

Folato: 26 µg

Vitamina B12: 10 µg

Minerales:

Hierro: 0,2 mg

Selenio: 30 µg

La trucha ártica está estrechamente relacionada con el salmón y la trucha y su popularidad ha crecido en los últimos años. La acuicultura de la trucha ártica se hace en un circuito  cerrado con sistema de recirculado del agua para minimizar así el riesgo de contaminación que puede afectar negativamente los hábitats nativos. Como especie carnívora, la trucha ártica necesita una dieta alta en proteínas y se alimenta generalmente de harina y aceite de pescado salvaje. Crece rápidamente y también se adapta al agua salada en la temporada de invierno. Desova de septiembre a noviembre. La trucha ártica se asemejan más al salmón, pero genéticamente están más estrechamente relacionada con la trucha. Su carne es blanca o rosa pálido y su sabor es similar a la trucha. Se puede preparar al horno, cocida, ahumada o frita.

Productos

La trucha ártica se vende fresca o congelada. También está disponible curada y ahumada, entera o en filetes.

Dieta

Pequeños peces, anfípodos, crustáceos planctónicos, moluscos e insectos.

Nutrición

La trucha ártica es rica en:

  • Proteínas que forman y mantienen las células del cuerpo.
  • Vitamina D, necesaria para equilibrar el calcio para mantener y fortalecer los huesos.
  • Vitamina B12, necesaria para producir nuevas células, sobre todo glóbulos rojos. La vitamina B12 previene la anemia.
  • Selenio, un elemento importante en una enzima que combate procesos químicos nocivos en el cuerpo.

Más información nutricional en www.nifes.no/en/prosjekt/seafood-data